José María Gutiérrez


José María Gutiérrez vio sus primeras luces un frío día de 1962 en la villa de Bilbao.
La adversidad del tiempo y una infancia con problemas de salud forjaron los elementos que le conducirían más tarde hacia un estudio de la vida interior. Dando respuesta a su inquietud por saber de dónde venía y hacia dónde iba.
Mientras comenzaba su carrera universitaria de Derecho en la Universidad Autónoma de Madrid, el Ed Parker Kenpo Karate y él se encontraron, y las cinco vías del desarrollo marcial encajaron como piezas de puzzle.
Logrando su licenciatura en Derecho y en Kenpo Karate con su cinturón negro, comprendió que el camino acababa de empezar.

En el que lo racional y objetivo del saber y lo irracional y subjetivo de las emociones y los sentidos encontraban un punto de encuentro y fusión.
Para una buena formación, nada como abrir horizontes y así empezó su periplo.
Cursos en diferentes instituciones, titulaciones de monitor en diferentes Federaciones y Cruz Roja. La experiencia que supuso su paso por la Escuela Central de Educación Física y el Curso de experto, le permiten ir aumentando sus conocimientos en técnica, pedagogía, entrenamiento, psicología, organización, etc., entre los cuales cabe destacar el Curso de experto en gestión y administración de entidades e instalaciones deportivas realizado en la Universidad Complutense junto con el Comité Olímpico Español. Culminando esta etapa al ser seleccionado para la exposición de la comunicación "Hombre, lesiones y Derecho" en el Congreso Nacional "La educación física y el deporte en el siglo XXI", organizado por el Consejo General de Colegios Oficiales de Profesores y Licenciados en Educación Física.
La inquietud por el Arte que estudia y practica le lleva a comenzar su periplo mundial siguiendo ese antiguo adagio "una mirada a los libros y dos a la vida".

Primero comenzó viajando por Europa, visitando tierras tan especiales como las Islas de Jersey, donde tuvo el honor de conocer y recibir las enseñanzas del Gran Maestro Ed Parker. Repitiendo esta especial comunicación en los seminarios celebrados en Exeter (Reino Unido).
Grecia, Holanda, Irlanda, Suecia y más recientemente Portugal enriquecieron su experiencia y confirman su vida como kenpoísta, animándole a coger su kimono y saltar el charco llegando a tierras americanas.
Viajando desde 1992 a Santa Clara (California), recibiendo las clases de John Sepúlveda; en Pasadena, en la Escuela del Gran Maestro Ed Parker; en Texas, con Richard Planas, Tom Kelly, Steve Labounty, Frank Trejo, Brian Duffy. Participando en el World Karate Championships de Las Vegas (Nevada) y en sus cuatro días de seminarios, en lo que constituyó uno de los tributos más importantes de final de siglo XX al reconocido Gran Maestro Ed Parker.

Continúa México, completando su trayectoria con la participación en el "Clásico del Desierto", prestigioso torneo, alcanzando el trofeo de Campeón de Campeones y siendo profesor invitado. La visita de Manny Reyes al Kenpo Karate Estudio y ser estudiante de AMOK con Thomas Sotis van complementando su formación.

Todo ello contribuye a una visión más amplia, que no dispersa, del Kenpo, en la que el Maestro Gilbert Vélez en Tucson (Arizona) es piedra de toque en su formación integral como kenpoísta.
Su vida en el Kenpo Karate y su participación como miembro de la organización que creó Ed Parker, la International Kenpo Karate Association (IKKA), le llevan a ser más activo al producirse la diáspora después del fallecimiento del Gran Maestro, eje central y aglutinador de todos los estudiantes.
Mientras muchos se van por diferentes motivos, en España José María Gutiérrez decide mantenerse en la IKKA, desarrollando y contribuyendo, desde los cargos directivos en la Asociación, en la organización de los IKC de Europa 1995 y 2002 celebrados en España así como de los campeonatos nacionales, y abriendo el Kenpo Karate Estudio, sede central de IKKA España y Centro de ingeniería del movimiento, donde desarrolla su labor pedagógica.

Anterior

Kenpo Karate Estudio 2005